sábado, 12 de septiembre de 2009

Incluso éstas letras ya no me pertenecen

Incluso éstas letras ya no me pertenecen



Imágen : Me desayuno la Via Lactea todas las mañanas 1 juan manuel avilés


Se ven ajenas en el papel. Distantes. En serio. Distantes. Como escritas por otro. Me miran desde su nuevo hogar. Y el abismo se extiende entre nosotros. Siempre ha sido así. Tus huellas siempre te abandonan.
Y en parte si las escribes y las sacas de ti es porque quieres deshacerte de la carga que significan en tu cerebro. También para compartirlas claro, claro, todos quieren compartir sus ideas y sus

producciones. Pero lejos del sentimentalismo si escupes es porque se te ha acumulado la flema. Si cagas es porque hay mucho de que deshacerse. Si aúllas es porque esa cantidad de sentimiento que se te acumula ahí cerca al pecho tiene que desbordar, si no
te vuelves loco.
En serio.
Loco.


Como muchos otros escritos, y por la potestad que me otorgan los flujos del kAOsque asisten a esta cita… ésta escritura y ésta lectura son y serán un exorcismo. .


El caos y la anarquía me habitan o pretenden habitarme. Me despiertan por las noches con el sudor de una revuelta cayendo de mi frente sobre la almohada. Incendian mis ojos, mi espíritu. Las altas llamas de la liberación que se alzan de la memoria de todas las oficinas y ministerios incendiados se hacen presentes en este aullido de manada.


Cientos y cientos de papeles, de firmas y de sellos “oficiales” caen desde altas ventanas, desde esa ardiente memoria, para festejar estas palabras. Entre esos papeles, notará la mirada aguda de la lectora despierta, que caen sonrientes, no, no, notará que vuelan sonrientes las mismas hojas que componen a este supersticioso manifiesto. La Luna llena se acerca y la manada se reúne para aullar.


Hay otros zergios que me acompañan. No podría decir con certeza cual de ellos redacta estas líneas. No podría decir con certeza cual de ellos es realmente un anarquista. Mi nombre también es legión. Y el Kaos y la anarquía nacen de esa extraña relación que existe entre los locos que habitan ésta nave.
En fin. Un aullido más.
El niño, el loco, el autodidacta, el salvaje, el ignorante, el alucinado o la niña, la loca, la autodidacta, la salvaje, la ignorante y la
alucinada, han salido a pasear y son una sola persona.
BAJANDO POR LA MADRIGUERA DEL CONEJO



Apenas había iniciado la primera parte de su incursión. Y aunque aquello no se parecía tanto a la madriguera de un conejo tenía que figurarse que lo era. Una de las principales cosas a las que uno tiene que enfrentarse es a no sentirse estúpido haciendo estas cosas. Majjia. >

Un ritual de iniciación.
De auto iluminación.
Como un nacimiento.
Un hechizo sobre ti mismo.


Cómo encontrar por fin la bendita entrada al país de las maravillas. Lewis Carroll sabía de lo que hablaba.
No podrás practicar magia anarquista ni ningún tipo de magia si no admites que vas a cambiar tu modo de vida. Aun teniendo en cuenta que estas palabras no son más que consejos para que ejercites con menos limitaciones tu libre albedrío. Si no te decides realmente a aceptar cambios, operados por ti, en tu propia persona, no tiene sentido que sigas con estas líneas, no nos interesa ser simple mercancía de consumo.
Entre otras cosas nos interesa mostrar como en las cosas más conocidas están las enseñanzas necesarias para practicar magia.
Organiza un viaje a lo desconocido. Una casa embrujada, una montaña, el medio de una selva, un sitio sagrado o conocido por los espíritus que lo habitan. Y pasa una noche allí, a oscuras, sola, en silencio. No duermas, sobre todo no duermas. Si quieres pijcha hojas de coca para ayudarte. En lo posible no consumas nada. Solo percibe.
Si vives en el campo privilegia sitios mágicos de la ciudad. Si vives en la ciudad privilegia sitios mágicos del campo. Utiliza polarizaciones de ese tipo para que tu conciencia se deslice de lo cotidiano y conocido (tu vida diaria, tu hogar) hacia lo alternativo desconocido (el sitio mágico).


Esa noche que pases en el sitio mágico será la entrada por la madriguera del conejo. Como un pacto que estrechamos con lo desconocido. El simple recuerdo de esa noche en tu memoria te servirá para recordar que estas en el país de las maravillas.


Algunos brujos trepan por un poste y salen por una abertura diseñada en su choza para que salga el humo. Alicia en la historia de Carroll atraviesa la madriguera de un conejo. Tu harás algo parecido a entrar por un lado de un anillo y salir por el otro. Un anillo mágico. Esa noche de soledad, silencio y oscuridad, consagrada a lo desconocido es tu pase para el país de las maravillas. Tu anillo. Entraras por un lado y saldrás por otro. Y saldrás nuevamente a este mundo, por que señoras y señores, este universo en el que vivimos es el único y auténtico país de las maravillas.


Una de las cualidades del anarquista es la posibilidad de ser clandestino. Una de las primeras enseñanzas para el mago anarquista es que la magia se manifiesta en todas partes, pero siempre clandestinamente.
Tu paraíso está aquí y ahora, en el ejercicio consciente y placentero de tu libre albedrío.
Nos mintieron. No existen leyes que limiten la realidad. Nada es imposible. Hacer realidad eso en lo que a penas se puede creer será la meta del mago anarquista. Vivir su utopía. Ser su propia anarquía. Hacer de si mismo un miembro de su nueva sociedad.
En la medida en que logres que estos consejos mágicos ayuden a ampliar los límites de tu percepción, y a erradicar las limitaciones impuestas por tu vida en sociedad para ejercer tu voluntad, tu libre albedrío, la magia será un instrumento para tu liberación; y su práctica una práctica política.


Kaos, la percepción de tu existencia niega toda mi educación de humana civilizada y la vuelve a afirmar como una mentira socialmente necesaria para el control de nuestras voluntades. Está afirmación debe ser repetida cuantas veces sea necesario para que actúe como un acto de terrorismo contra nuestra propia mente.
>

3 comentarios:

Herme dijo...

interesante, me gusta el blog. Gracias.
http://magia-literatura.blogspot.com

flor de alcantarilla dijo...

soñar lugares en los que no has estado todavía
y Un poco de silencio que hace del cuerpo oído

Juan Manuel Aviles Arias dijo...

encontrando las señales de la radio Perdida, comprobando que vida extraterrestre si existe. Una vez confirmada me alegra saber que yo me encuentro entre los alienigenas.
http://arteconpartes.blogspot.com